LA TORTURA DEL REGALO DEL AMIGO SECRETO

LA TORTURA DEL REGALO DEL AMIGO SECRETO

Este popular juego que consiste en organizarse para que todos los integrantes de un grupo puedan tener un regalo que se ajuste a un límite en el presupuesto y que parece tener sus orígenes en la Escandinavia, permite democratizar de cierta manera las oportunidades de recibir un regalo en la manera en que celebramos la navidad.

Esto requeriría no solo un acuerdo entre los miembros de un grupo, sobre todo, generosas dosis de inteligencia, de empatía, sensibilidad y de amistad.

No son ajenas las historias de decepción que experimentan ciertas personas por la diferencia entre lo que se entrega y se recibe, aunque algunas personas quieran convencernos que “lo importante es dar antes que recibir”, lo cual me parece una explicación simple e ingenua.

Son conocidas las experiencias de haber recibido, los clásicos regalos que nadie quiere, los presentes que dan la vuelta por las manos de los que los reciben, expresan un gesto de disgusto y los guardan para regalarlos otra y otra y otra vez.

Los regalos inútiles, inservibles, que desde su sola presencia estorban, y tienen como destino el basurero.

¿Y AHORA EL QATAR, QUÉ?

¿Y AHORA EL QATAR, QUÉ?

 

Al leer a los analistas, opinólogos, politólogos o a cualquier ciudadano que emite sus opiniones respecto al Qatar y el mundial de fútbol, parecería que los qataríes son un grupo de adolescentes caprichosos, inescrupulosos, inmaduros y bobos que hicieron todo para ser sede del mundial de futbol en el 2022 y ya.

Al parecer según estos expertos para el Qatar en diciembre del 2.022 les llegó el fin de la historia, porque ya se acabó la fiesta futbolera y ahora el país del medio oriente le queda una gigantesca infraestructura deportiva, hotelera, vial, gastronómica, comunicacional, inmobiliaria, a la que parecería terminó su vida útil y ahora empezaría la decadencia, la obsolescencia y el olvido.

Si esto fuese así, entonces habría que asegurar en efecto los qataríes son un grupo de adolescentes caprichosos, inescrupulosos, inmaduros y bobos que hicieron todo para ser sede del mundial de futbol en el 2022 y ya.

Pensar de esa manera parecería no haber entendido nada, caso contrario ¿Cómo se explica que este país pequeño en su extensión geográfica, lleno de gas y petróleo, donde en su territorio, por cada qatarí existen 10 extranjeros que trabajan para ellos y tienen el PIB per cápita más alto del mundo?

Lejos de hacer un análisis simplista de censurar las condiciones laborales de los trabajadores de la construcción en el Qatar, (sin percatarnos de la historia del mundo presente y pasada es testigo de sistemas abusivos, esclavistas, explotadores e inhumanos que abundan y quizá hemos olvidado).

Y ahora que va a ser el Qatar con todo lo que construyeron ¿Solo para el mundial de fútbol?

En el Ecuador los años 70 del siglo XX, en la dictadura del General Rodríguez Lara acuño una frase que él y su gobierno la convirtieron en realidad de manera incipiente:

“Había que sembrar el petróleo”

Me parece que para el mundo qatarí le calza bien y al parecer, ellos lo hacen mejor:

“Han sembrado el petróleo y el gas”

Es decir, convertir en bienes productivos lo que de naturaleza es NO renovable.

Disponer de infraestructura deportiva, hotelera, vial, gastronómica, comunicacional, inmobiliaria y abrirse campo en otras áreas de servicios como la oferta turística, deporte profesional, convenciones a nivel global y convertirlos en un frecuente y preferente punto de encuentro mundial.

Esta apuesta que no está exenta de riesgos internos y externos; que les obligan a ellos a modificar, flexibilizar o como lo hacen otros como los cubanos o la misma Corea del Norte a esconder la propia cultura y el fracaso de su modelo político y/o económico, para crear espacios para los extranjeros que dejan ingentes cantidades y continuas de divisas.

Y a generar la confianza del mundo externo en los cinco continentes, para que vayan al Qatar y no teman encontrarse y de hecho no lo hagan con la aplicación de las normas de comportamiento civil, religioso o cultural que los aleje.

Si el Qatar invirtió gigantescas cantidades de dinero, en actividades de inversión para transformar a su país como el destino turístico, de desarrollo de la industria de bienes o servicios deportivos o de cualquier índole y lo hizo a su manera (en términos de nuestra jerga: por la derecha o por la izquierda), debe tener planes para el futuro que de plano empezó con el mundial de fútbol y en ello han puesto la esperanza del futuro inmediato y mediato para el Qatar.

Y el gobierno qatarí, debe estar consciente que el precio es que el Qatar esté dispuesto a pagar es dejarse permear por la diversidad cultural, política, religiosa y económica que es la realidad del mundo que tiene el dinero que ellos quieren y mundializarse, sin reparos, quejas o restricciones, caso contrario, me temo que no les funcione.

Pero el país más rico del mundo, en el orden de las inversiones sabe a lo que juega, aunque el nivel futbolístico de su selección de fútbol, NO haya tenido el nivel competitivo que a los mentalizadores de idea de proyectar a Qatar hacia el futuro, teniendo al mundial de fútbol como su plataforma de lanzamiento les hubiese gustado.

 

Jorge Mora Varela

 

Imagen tomada de: tycsports

 

 

 

 

A PEDRO CASTILLO LE FALTÓ CALLE, LE FALTÓ BARRIO, LE FALTÓ CANCHA

A PEDRO CASTILLO LE FALTÓ CALLE, LE FALTÓ BARRIO, LE FALTÓ CANCHA

Resultó llamativo, mirar al presidente peruano Pedro Castillo como le temblaban las hojas mientras leía el documento dónde le comunicaba a la ciudadanía del Perú, que había resuelto disolver el Congreso y les manifestaba que convocaría a elecciones para elaborar una Nueva Constitución en un plazo no mayor a nueve meses y que mientras tanto se gobernaría con decretos ley.

Su intentona golpista le duró algo menos de dos horas y fue cesado por el congreso peruano, pero:

¿Cómo pudo el presidente peruano plantear su estrategia política si NO tenía músculo, ni político, ni militar, ni social?

Parecería una ingenuidad, pero creo que a Pedro Castillo le faltó calle, le faltó barrio, le faltó cancha.

QATAR

Desde occidente parecería que el mundial de futbol del año 2.022 se desarrolla en un lugar lleno de fanáticos religiosos, intolerantes, violentos y corruptos, pero ¿Qué es y sobre todo quienes son los qataríes?

QATAR

Un país de la península arábiga, allí donde nacieron las tres religiones más importantes del mundo, el judaísmo, el cristianismo y el islamismo, el Qatar la pequeña península ubicada al occidente árabe,  con una superficie de 11.500 km2, algo mayor a la de la provincia de Pichincha en el Ecuador, con una población que no alcanza los 3 millones de habitantes, sin fuentes naturales de agua dulce, con descomunales recursos gasísticos y petroleros y uno de los ingresos per cápita más altos del mundo es el anfitrión de fiesta del fútbol mundial en los albores del año 2022.

Pero ¿quiénes son estas personas enigmáticas, de vestuarios como sacados de alguno de los cuentos de las mil y una noches y con mujeres encriptadas en vestuarios negros como en una prisión, desde la cual miran el exterior y las protege de cualquier mirada furtiva?

13 DE NOVIEMBRE DE 2022, UN DOMINGO QUE TERMINÓ ENTRE LÁGRIMAS FUTBOLERAS

Así rezarán las crónicas del día después

13 DE NOVIEMBRE DE 2022, UN DOMINGO QUE TERMINÓ ENTRE LÁGRIMAS

Las de alegría de la hinchada del AUCAS CAMPEÓN y las de trizteza del BARCELONA, a la que le faltó un centavo para lograr la corona 17.

Cualquiera que sea el resultado deportivo, el final del día, contará que el fútbol ecuatoriano ha entregado un título y que este logro deportivo ha desatado torrentes interminables de alegría y felicidad o de tristeza y frustración en las dos hinchadas y el pueblo ecuatoriano lo recordará como el día en que las lágrimas de los triunfadores y de los perdedores se entrelazaron alrededor de una pelota de fútbol.

Un particular encuentro entre el más grande ídolo del futbol ecuatoriano el Barcelona, con la mayor hinchada quien se enfrentar en la final del campeonato del año 2022 al ídolo del pueblo quiteño el Aucas, que dicen las memorias deportivas de los diarios quiteños fue la gloria del futbol amateur pichinchano en la década de los cuarenta del siglo XX y que vivió las penurias del purgatorio en el fútbol profesional entre la casi gloria y el ostracismo del descenso.

Tras de las dos instituciones existen multitudes de seguidores que le exigen a su equipo darles la gloria prometida, los unos enmarcada en su estrella 17 que lo ratificará como el más ganador a nivel del fútbol profesional ecuatoriano y el otro tras de su primera estrella luego de más de 75 años de historia.

Pero uno solo será el vencedor y llorará de alegría y el otro llorará de frustración y de amargura.

Así es el fútbol, un deporte que suele finalizar en el éxtasis de la alegría para los vencedores y al tiempo con la desazón de la derrota.

El Domingo 13 de noviembre de 2022, será un día que terminará entre lágrimas futboleras, unos de felicidad, la del AUCAS y otros de derrota y frustración, la del Barcelona, los dos con el peso y el orgullo de llevar la idolatría de sus seguidores con dos historias diferentes una rutilante, ganadora, gloriosa, la del Barcelona de Guayaquil y la otra, la del Aucas de Quito, con las expectativas de gloria, de presencia en la élite del balompié ecuatoriano y visibilidad a nivel internacional.

Por estas y tantas otras razones el fútbol es el deporte de las multitudes, por las pasiones que despierta, por los éxtasis de felicidad que genera en los vencedores y por las amarguras sin límites que pone sobre los hombros de los perdedores.

 Felicitaciones al pueblo AUQUISTA.

Jorge Mora Varela

 

Imagen tomada de: tvc

Hincha de aucas tomada de: twimg