Café de Autor con Sabor a Ciclismo

Café de Autor con Sabor a Ciclismo

Continua el boom ciclístico. Minga Touring realizó el pasado viernes 14 de junio en la tarde y noche el evento café de autor con sabor a ciclismo.

Carapaz nos recordó que somos Carchenses

 

Carchense en la historia contada, era sinónimo de rebeldía, coraje, lucha, sacrificio y sabiduría. Pero poco a poco fuimos olvidando esos valores, esas características que nos dejaron nuestros ancestros.

Los escenarios muestran que somos un pueblo olvidado por los gobiernos de turno, de ahí que nos hayamos desenvuelto, aislados de la planificación nacional, lo que ha determinado que incluso nos denominen “zona deprimida”, llevándonos a sucumbir en la desesperación, la desmotivación y la falta de compromiso para el trabajo diario.

Estas semanas hemos vivido una hazaña deportiva que se convierte ya en leyenda, el ciclista Richard Carapaz ha hecho que volvamos a soñar, a emocionarnos, a recordar que somos carchenses y a valorarnos como tales.

Carapaz es bien “jurguillas”

 

El flamante monarca del Giro de Italia siempre se muestra callado y por demás concentrado; pero una vez que se baja de su bici o entra en confianza, se torna diferente.

 

De este testimonio da fe Cristina, su hermana, quien asegura que “Carapaz es bien jurguillas”. Mientras entra al archivo de su memoria, sonríe y se toma unos segundos para narrar unas de las tantas travesuras que el “chiquilín” solía hacer en casa.

"Si querés llorar, llorá. Está bien llorar de alegría"

 

"Si querés llorar, llorá. Está bien llorar de alegría".

Y ese mensaje de la transmisión caló en tierras norteñas. En cuanto Richard Carapaz se consagró en la Edición 102 del Giro de Italia, lloró su gente, lloró Tulcán y de seguro, el Ecuador entero y Latinoamérica.

Entre la multitud estaba Marcela, hermana de la #LocomotoraDeCarchi, quien se contenía entre emociones y lágrimas. "Dale ñaño, dale. Vamos mijo...", decía a viva voz aunque su tono quedaba corto ante el griterío que se convocó en el Mercado Plaza Central de Tulcán.

Más artículos...